BLOG

Mito #1 ”¿Necesito una Doula?

Pese a llevar solo dos años ejerciendo como Doula, he tenido la suerte de que muchas familias han confiado en mí­ para acompañarlos en este momento tan importante de sus vidas.

Al darme a conocer me he topado con algunos mitos que se repiten, por eso me gustarí­a dejarlos por escrito, al menos desde mi experiencia.

¿Necesito una Doula?
Ahí­ empezamos equivocados.. para dar a luz se necesita de una madre y un bebé. De la misma manera que para gestar a ese bebé hizo falta una mujer y un padre o donante.

Durante el parto si que es necesario la asistencia de personal cualificado en partos: una Matrona o un Médico, pero no una Doula. Pero si tu sientes que recorrerás ese camino más a gusto con una Doula a tu lado, tienes todo el derecho a elegirla.

Hay estudios que demuestran que la presencia de una Doula mejora el bienestar de la madre, acorta el parto, se necesitan menos intervenciones.. pero son estadí­sticas. Tener una Doula no garantiza un resultado determinado.

Desde este mismo lugar, una Doula no es responsable de un parto, ni el hecho de que no esté hará que el parto sea peor o mejor. Es importante saber que la Doula es una presencia constante que hace con las manos atrás, es decir que acompaña, escucha, contiene, pero no toma decisiones durante el proceso, así­ como no receta medicamentos ni tratamientos médicos.

Tu no necesitas una Doula, pero si decides que quieres que una Doula te acompañe -por el motivo que sea- podrás buscarnos y encontrar la que más se acerque a tu idea de acompañamiento. Y esa respuesta sólo la tienes tu y tu pareja; ni tu Matrona, ni tu Ginecólogo, ni tu Doula, ni nadie más.

Ximena Silva

Deja un comentario

14 − trece =